¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?

lunes, 18 de enero de 2010

Cicatrizaban sus heridas..


..a base de dulces besos. Eran como parches permanentes que ocultaban el dolor.
Atada de pies y manos, seguía levantando la cabeza.  No había nada más importante que eso. Seguir sintiendote libre, capaz. La criaron así, haciendole ver lo mucho que valía. Sus besos eran la salvación, que alguna vez necesitó. Sentir el calor de su cuerpo, mientras acariciaba su pelo...que sensación tan maravillosa..

-No me dejes nunca- le dijo, entre lágrimas-.
-Nunca me iré, siempre estaré contigo.
-¿Lo prometes?
-Te quiero, ¿es suficiente?

4 comentarios:

(...nira...) dijo...

*o*^
''te quiero,¿es suficiente?''
>/////<

Xhente ! dijo...

Me gusto el final :) buena entrada

DosBichos dijo...

Me encantó.
:) Te seguimos los Bichos.

Motor Psico dijo...

un beso.
muy lindo :)