¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?

lunes, 8 de noviembre de 2010

Pordría morir en este mismo instante,

y hacerlo habiendo sido completamente feliz. Que después de tenerte conmigo, ya no me queda nada por vivir. Me perderé entre los lunares de tu espalda mientras mis dedos se pasean por tu cuello. Sonrío cuando tu vello se eriza dejando todas las partes de tu cuerpo sensibles al tacto. Para que entonces, cuando te susurre que te amo, puedas entenderlo con los cinco sentidos. Que te veo, te siento, te oigo, te huelo y te saborearé hasta el fin de mis días. De nuestros días. Curaré con besos las heridas que alguna vez te hice, y sellaré con abrazos las promesas que te haré. Piérdete en mi cuerpo y hazme mirar al cielo con los ojos empañados en felicidad, tocaremos las nubes con las yemas de nuestros dedos. Y es que el atardecer sólo es bello cuando tú estas a mi lado, abrazándome y dándole sentido a lo que alguna vez soñé, a lo que hoy quiero vivir.

7 comentarios:

principita destronada dijo...

pero que bonito!! que ganas dan de morir si antes se ha podido disfrutar de todo eso!
un abrazzito

Vanessa dijo...

Que bonito! Me encanta! :)

nira~ dijo...

WOW!
*--*

nira~ dijo...

WOW!
*--*

Cristina dijo...

más claro agua :)

ariamsita dijo...

Amor en cada letra se huele por aquí !
Qué bonito es vivir cada día como queremos vivirlo , y estar seguros de que hacemos todo lo que debemos hacer :)

Angeles dijo...

Precioso! :)