¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?

lunes, 1 de marzo de 2010

Todavía recuerdo aquellas miradas furtivas..

..esas que empezaron fruto de una casualidad y acabaron por ser necesarias. Cuando nos convertimos en imanes con igual polaridad y nuestros cuerpos se unieron solos, dejando fluir un inmenso placer que nos embriagó. Alejamos la conciencia en los momentos de pasión. Recuerdo esos besos entre las sábanas blancas y tu respiración en mi oreja. Cuando me hacías cosquillas con la punta de tus dedos acompañadas de esa sonrisa pícara - sí, esa que producía en mí una terrible sensación de bienestar -. Todavía dibujo corazones con el vaho de los cristales pensando en tus caricias matutinas. ( Aunque confieso borrarlos al darme cuenta de mi estupidez, al saber que por más corazones que dibuje, no vas a volver ) Suspiro al encontrarme tras una máscara de engaño que yo misma he creado. Y aunque sigo manteniendo la compostura en momentos difíciles, a veces juraría notar cómo algo dentro de mí se retuerce y las lágrimas abordan mis ojos impidiendome ver con claridad.

- Duermete mon amour -lo decías con tanta dulzura, que me entraba la risa- yo mañana seguiré a tu lado.

Le dirás a otra, esta noche, con las mismas ganas.

2 comentarios:

Lu dijo...

no me gusto ese "le diras a otra" :S pero lo demas es atrapante :)

(...nira...) dijo...

me encantó!!
pero es algo triste el final, sin embargo como ha dicho Lu si es atrapante, sí =)
ah! y sobre esto que te conté del chico este.. pues si me atreví a decirle algo,era un tipo de amor a tercera o cuarta vista un tanto raro, y eso, ahora somos amigos y lo tengo en el msn y en el tuenti ^^
pero bueno, no se si me sigue gustando es algo rallante mi situación :S
ah! y en mi blog he escrito como me sentía ( o me siento) :S
bueno, un super-abrazo!! (L)