¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?

sábado, 26 de diciembre de 2009

Todavía recuerda aquel instante..


en que cambió su vida. Aquella sonrisa que la marcó para siempre. Ese hombre, era especial. No sabía lo que tenía, pero tenía algo que le hacía diferente, único. El viaje en el metro se hacía más corto de lo normal, y no le gustaba la idea de tener que bajarse, y dejar de observar detenidamente todos y cada uno de los detalles de su rostro. Labios rectos, pero curiosamente perfectos desde su punto de vista. Tenía el labio inferior, un poco más abultado que el superior. Creía que iba a darse cuenta de que le estaba mirando fijamente, pero aún asi no se detuvo. La perfecta curva de esos tímidos labios simulaba una diminuta, pero inocente, sonrisa. Sus ojos, marrones, chispeantes. Se acariciaba las manos, como si temiese algo, y ella sacó una deducción - quizá precipitada - estaba nervioso, alguien le esperaba al finalizar la linea. Bajó en la siguiente parada, sin saber si él, la miraba con las mismas ganas.

Nunca olvidó a aquel chico del metro..


sientemecerca@live.com ( Escribirme )

6 comentarios:

Ainoa dijo...

Y si se hubiese arriesgado, quizá ahora estarían juntos. Me ha gustado mucho.
Me encanta la decoración de tu blog :)
¡Gracias por pasarte y por tus consejos!
FELIZ NAVIDAD :D

Alba dijo...

Ya te estoy siguiendo la verdad ni idea de donde saque el texto es de cinepatas creo, de una pelicula:) busco textos ahi son preciosos algunos la verdad.

(...nira...) dijo...

pero...lo deja un poco en suspense... >.< podría averlo seguido si ubiese seguido sus instintos y así saldría de dudas... me gustó mucho ;P

Babi dijo...

Holaa:)
Tendría que haberse arriesgado y tal vez hubiera adivinado si la miraba de igual forma!
me encantaa el texto!
está genial.
un beso!

Víctor dijo...

muy bueno, me gusta que mi blog se codee con gente mas culta y emotiva que un servidor, a lo mejor se le pega algo bueno ;).

Me encanta el texto, ahora seguiré curioseando tu blog, sigue así.

Dara Scully dijo...

Se encontraron tres años después, y se enamoraron con locura.


miau
en
moto
voladora