¿Y cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?

miércoles, 27 de enero de 2010

Perdoname...

..no recordé que era una relación pasajera. Perdona por encapricharme (como tú dices) de ti. No supe controlar mis sentimientos. Fijate, va a resultar que es más dificil de lo que esperaba. Perdona que siga sonriendo cuando te veo (ya sabes, me es imposible estar enfadada contigo). O por querer abrazarte incluso cuando estabas cabreado. Perdona por valorarte demasiado, y por hacerte ver lo mucho que merecías. Por dudar que era perfecta, como solías decirme (sé que mentías, pero me gustaba escucharlo) . Y por quedarme mirando mientras duermes. Ahora sabes, que nada era mentira, que quizá yo si necesitaba que me dijeras algo bonito de vez en cuando. Disculpa que te dijese "amor" por las mañanas, y que te preparase el café como te gusta, es algo que me nace. No te preocupes, no hace falta que lo digas, ya me voy yo por mi propio pie.
 Perdona por haber sido tan tonta, y pensar que alguien como TÚ podía llegar a sentir algo más que amor propio.

6 comentarios:

A Fernando se le ocurrió esto y dijo...

Cuando el capricho es mayor, cega a la razón, y no hay ninguna noción de la realidad en la que vivimos...
Me agrada tu blog :)
te sigo leyendo..
Paz.

Lau dijo...

me encantooo!!!!!

Diario de nuestros pensamientos dijo...

Nunca te enamores de los q no vas a tener...
ami me a pasado y es un sufrimiento constante!

besos

(...nira...) dijo...

*o* muy chulo!, plasmas con palabras muchos sentimientos a la vez y yo los he sentido todos! >///< como siempre, me encantó
besos guapa! :)

Smiley dijo...

A veces el amor de tu vida es el imposible.
Pero quien dice que no se puede conseguir?
Quiero, quiero, amo, amo tus palabras.
SMILEY :D

Suso dijo...

Tremenda declaración. Que malo es quedarse queriendo solo...
pero otros paisajes nuevos llegarán..
besos.